Difusión

Éxito en el I Seminario Internacional de mercados Inteligente

Grupo Operativo, Colombia Inteligente, Junio 15 de 2012

Concluyó con éxito el seminario de Mercados Inteligentes en el sector eléctrico, desarrollado por la iniciativa Colombia Inteligente los días 4 y 5 de Julio de 2012. El seminario contó con la participación de reconocidos conferencistas expertos de Brasil, Chile, Estados Unidos, Perú y Colombia, que representaron a sus respectivos países desde la óptica de las empresas, consultoría, academia y entidades reguladoras según las funciones que desempeñan.

 

La problemática discutida se centró en el análisis de las tendencias en los diferentes países representados, específicamente en el tema de mercados del sector eléctrico. Desde la óptica de Brasil se nota el interés de ese país en introducir la tecnología de Smart Grids comenzando por las áreas de distribución y el consumidor final, con el fin de mejorar el servicio e incluir al consumidor con opciones, por ejemplo de tarifas por franjas horarias. Brasil concentra diferentes grados de desarrollo y patrones de consumo según la región que se analice, encontrándose en el sudeste zonas de altos consumos y redes desarrolladas con patrones semejantes a los europeos, mientras que se dan situaciones de bajos consumos y redes poco desarrolladas en otras regiones en particular en el norte del país. En el caso de Brasil se presentó un estudio para implantar tarifas: una “tarifa blanca” para consumidores conectados a baja tensión por franjas horarias y para otros grupos de consumidores, señales tarifarias (tarifa bandera) para considerar estacionalidades y otros factores (diferencias verano/invierno). Estas tarifas buscan incentivar el cambio de cultura de los usuarios que concentran grandes consumos en las horas de la tarde y de esta forma lograr aplanar la curva de carga; la cual presenta actualmente unos picos pronunciados de corta duración. Brasil tiene un mercado donde se definen precios a nivel semanal, lo cual significa un reto cuando se traten de implantar mecanismos de mercado en horizontes de tiempo mucho más cortos. En lo que respecta a la oferta, se discutió el tema de la volatilidad, la cual se acentúa con la penetración de energías no despachables como son las que se derivan de generación eólica y solar. Esto aumenta el riesgo inherente a un sistema con alto grado de generación hidroeléctrica como es el sistema brasilero.

Para el caso de Estados Unidos, se indicó que en este país se está actualmente desarrollando el concepto de mercados inteligentes 3.0, el cual es una evolución de etapas previas de mercado donde cada vez se ponen en el mercado productos adicionales con mayor competitividad. En esta versión de mercado en desarrollo se está incorporando con bastante éxito la oferta de modulación de la demanda, lo cual entra en directa competencia con la oferta de generación, siendo remuneradas a igual precio. A manera de ejemplo, se explicaba que en el caso de Texas se han realizado subastas, donde 14,000 MW se han adjudicado a ofertas de respuesta de la demanda para el 2016, evitándose de esta forma la construcción de fuentes de generación importantes. Se enfatizó que el mercado futuro se centrará en el consumidor como un actor clave en el desarrollo del mismo. De la misma forma se presentó una lista importante de opciones y mecanismos que están a disposición de los usuarios individuales o agrupados (virtuales), para que participen con beneficios tanto para ellos como para las empresas. Todo lo anterior debe ir apoyado por una infraestructura importante de comunicaciones y tecnología informática debidamente protegida contra posibles ataques cibernéticos.

En el caso de Chile, se destacó que uno de los temas de mayor impacto es la seguridad del suministro debido a que este país es importador de energía, lo cual ha  impulsado leyes que promueven la autogeneración, así como de mecanismos que permiten a los usuarios a poder devolver energía a la red, hasta un monto que les dé un consumo neto igual a cero. Para implantar este tipo de intercambio de energía se deben tener medidores “de doble vía”, que registren en forma bidireccional entre otros mecanismos que soportan el mercado. Se está impulsando en Chile el desarrollo de microgeneración aislada o conectable a la red, como un medio para atender zonas aisladas o de mejorar el servicio en otras de forma que se logre el acceso a la energía eléctrica con equidad. Se ilustró el concepto de control “SCADA Social”, por medio del cual la comunidad participa en la operación y el mantenimiento de los medios de generación y al mismo tiempo recibe información del sistema de control, el cual le permite modular su consumo de acuerdo con la disponibilidad de generación, donde se incluyen fuentes renovables poco predecibles.

En el Perú, se indicó que los esfuerzos iniciales por sacar adelante una ley eléctrica sobre “Smart Grids” se detuvieron, puesto que los estudios disponibles no permitían indicar las prioridades y los impactos de mecanismos para el desarrollo de redes y mercados inteligentes. Por esta razón, se indica que se está desarrollando actualmente una consultoría con una firma internacional, con la finalidad de contar los insumos necesarios para que el regulador evalúe alternativas posibles, teniendo como prioridad el impacto sobre el consumidor final.

El caso colombiano se ilustró con ponencias, tanto académicas como de implantación de mecanismos de medición inteligentes (a nivel de pilotos en desarrollando en el país). Sin embargo, se resaltó que en el mercado, que se encuentra en operación desde hace varios años, el usuario regulado ha visto subir las tarifas en mayor proporción que el índice de precios al consumidor. Se destacó la poca o nula información disponible para el usuario final, con el objetivo de indicarle cómo puede utilizar mejor la electricidad; así como la ausencia de mecanismos para cambiar patrones de consumo. En la presentación del Operador del Sistema Interconectado Nacional y Administrador del Mercado , XM, se indicó que los logros alcanzados ponen el mercado colombiano como un referente obligado a nivel internacional. No obstante, el mercado es “opaco” debido a que circula poca información entre los actores para poder dinamizarlo. Además, para llevarlo al siguiente nivel de avance, se requiere de tiempos más cortos de toma de decisión, avanzar hacia un mercado intradiario, lo que permitiría llevar al mercado a precios cercanos al tiempo real.

Se realizó un panel con profesionales de reconocida trayectoria, quienes presentaron aspectos importantes de la evolución de elementos de mercados eléctricos a la luz de las nuevas posibilidades que ofrecen las redes inteligentes y sus tecnologías. Se destacaron las siguientes conclusiones:

  1. En la región, el desarrollo de las redes inteligentes y de los mercados que las acompañen, están en una etapa exploratoria. Sólo pocos mecanismos implantados incentivan su desarrollo. No obstante, existen interrogantes desde el punto de vista tecnológico, de costo y de impacto que todavía no tienen una respuesta clara.
  2. Se debe continuar con el ejercicio permanente de evaluar nuevas posibilidades de aporte de las redes y mercados inteligentes a los diferentes componentes de la cadena de valor, desde la producción hasta el consumidor final. Lo anterior de forma que experiencias exitosas en países con problemáticas similares puedan arrojar luces sobre la mejor forma de desarrollarlas.
  3. Para el caso de los países de la región se deben enfocar los esfuerzos hacia las soluciones de problemas tales como las pérdidas no-técnicas. Esto requiere una adaptación de tecnologías y mecanismos que en otros países han motivado del desarrollo de las redes inteligentes.
  4. Aunque la problemática relacionada con mercados eléctricos y los impulsores para las redes inteligentes, son distintos en cada país, se deben buscar puntos de convergencia (por ejemplo las pérdidas no técnicas), con el objetivo de compartir experiencias, no repetir esfuerzos y potencializar las soluciones. Propiciar un mercado con participación activa de la demanda, pero para lograrlo, es necesario tener políticas claras, mecanismos legales y regulatorios que lo hagan posible. Se recomienda trabajar en la formulación de políticas y de regulaciones para fomentar los mercados inteligentes y contribuir al desarrollo de la toda la sociedad, con los beneficios derivados de su implantación.

 

Abrir PDF: Flash Informativo Colombia Inteligente 06-2012